¿Qué es la terapia visual comportamental?

En el pasado se encontraron una serie de problemas visuales que no se resuelven únicamente con el uso de una gafa. El ojo a parte de ver nítidamente un objeto a una distancia, debe poseer otra serie de capacidades. Se descubrió que el sistema visual se puede entrenar para mejorar o recuperar estas capacidades visuales, mediante el entrenamiento visual

Se puede definir el entrenamiento visual como "el arte de reformar condiciones de tal manera que el paciente sea consciente de nuevas relaciones en su mundo visual, y gracias a estas nuevas relaciones aprenda a utilizar procesos que le permita extraer una mayor cantidad de información de una manera más eficiente, es decir, se trata de enseñar al cerebro a controlar de forma adecuada los músculos oculares".

El Entrenamiento Visual o Terapia Visual consiste en una serie de ejercicios y técnicas encaminadas a la rehabilitación de estas capacidades visuales. Cuando un sistema visual trabaja de una manera eficiente puede percibir , procesar y comprender más y mejor la información visual.

Problemas que puede resolver la terapia visual comportamental

A través de este tipo de terapia, se pueden llegar a recuperar disfunciones tales como:

  • Alteraciones de la visión binocular


    Sin llegar a la ambliopía o al estrabismo, son molestias o dificultades (dolores de cabeza, visión doble, imposibilidad de leer más de 20 minutos continuos, etc.) que sufren algunas personas cuando se fijan durante cierto tiempo en algo situado en un lugar cercano (durante la lectura, pantalla de PC, fijándose a 40 cm, etc.), o cuando tiene que cambiar la vista a lo lejos. Estos pacientes no están totalmente cómodos con su gafa, aunque más de un profesional corrobore la graduación de la gafa. Después de un examen Optométrico completo se puede optar por un cambio de la graduación de la gafa (con mayor o menor potencia que las que ya usa), o por comenzar con un programa de Terapia Visual individualizado, encaminado al alivio de estos síntomas.

  • Ambliopía (Ojo Vago)


    Las personas que tienen ambliopía cuando tienen los dos ojos abiertos, a su cerebro no le están llegando imágenes de los dos ojos, solo del ojo dominante (no vago).Esto puede suponer muchos problemas, ya que para poder calcular distancias (muy importante para la mayoría de las actividades de la vida diaria), es necesario tener los dos ojos a pleno funcionamiento. Estos pacientes suelen ser calificados de torpes, malos en los deportes, malos estudiantes, con problemas de integración social, malos conductores. Mediante un programa de Terapia Visual se puede llegar a la recuperación de la visión. Lo que se intenta es que al cerebro lleguen imágenes de los dos ojos al mismo tiempo, permitiéndole así que éste pueda llegar a sumar estas dos imágenes (fusión) y ser capaz del cálculo de distancias y la restitución de todas las habilidades visuales normales.

  • Estrabismo


    El estrabismo se puede asemejar a la ambliopía, en las dos alteraciones sucede algo parecido, a su cerebro no llegan las dos imágenes que proporcionan los dos ojos al mismo tiempo, pero además en el estrabismo, mientras el ojo dominante apunta hacia lo que quiere ver, el ojo ambliope, se encuentra apuntando en otra dirección, bien hacia dentro (estrabismo convergente o endotropia) o hacia fuera (estrabismo divergente o exotropia), no apuntan al mismo objeto al mismo tiempo, lo que implica que a cada ojo le llega una imagen distinta, lo que lleva al cerebro a no ser capaz de fusionar estas dos imágenes, por tanto le será imposible el cálculo de distancias. Existen técnicas quirúrgicas que permiten actuar sobre los músculos oculares para enderezar el ojo desviado, el problema radica en que en la mayoría de los casos, solo se soluciona el problema estético, no el funcional, los ojos apuntarán al mismo lugar, pero como nadie le enseñó al cerebro a fusionar, no lo hará y seguirá sin usar los dos ojos y sin poder calcular distancias.

  • Control de Miopía


    La optometría Behavioral (o comportamental), entiende la miopía desde un punto de vista diferente. Dependiendo del tipo de miopía existen diferentes tratamientos para su control, dependiendo de cada caso en particular se pueden abordar el problema de diferentes maneras con diferentes opciones. Los optometristas behaviorales creemos que algunos tipos de miopía no son un problema de la visión en lejos, sino que el problema se produce en cerca, pero se manifiesta en lejos. Una forma rápida y sencilla de explicar esto sería contestando a la siguiente pregunta, ¿A quién no le ha ocurrido que después de un largo tiempo de lectura al alzar la vista, no puede llegar a ver del todo claro hasta pasar un tiempo?. Esto le suele ocurrir a personas que no poseen un sistema visual equilibrado cuando centra su vista en un punto cercano (40 cm) durante cierto tiempo. La Optometría Behavioral, se centra en proporcionar a este tipo de personas un equilibrio de su sistema visual cuando realiza tareas en visión próxima, aliviando así el sobre esfuerzo que se produce en cerca y permitir una buena visión en lejos, intenta prevenir, inhibir e incluso revertir la presencia de la miopía, especialmente en los niveles más bajos.

    Disponemos de diferentes armas para producir este equilibrio, dependiendo de cada caso en particular. Hemos de recordar que no todas las personas responden de la misma manera a los tratamientos para el control de la miopía, con resultados diversos.

    Las opciones de que disponemos los optometristas para intentar controlar la miopía, pasan por gafas monofocales usados únicamente para visión lejana, lentes bifocales con adiciones para cerca, prisma, terapia visual, o la combinación de algunas de estas técnicas. Será necesaria la realización de un examen optométrico completo para recomendar el tratamiento más idóneo para cada caso.

  • Problemas de aprendizaje derivados de la visión


    El 80% de la información que nos llega al cerebro, lo hace a través de los ojos, esto nos lleva a que si esta vía de entrada de información no se encuentra en perfecto funcionamiento en la edad en la que se comienza a aprender, puede producir un problema de aprendizaje. Después de la realización de examen visual optométrico, y de descartar algún problema en las capacidades visuales del ojo, se puede realizar un examen específico de cómo el cerebro es capaz de procesar la información que le llega al ojo, de cómo es capaz de tratar esa información.

    Existen muchos problemas visuales que pueden producir un retraso en el aprendizaje de los niños. la Terapia Visual en Problemas de Aprendizaje se encarga únicamente de las alteraciones en el procesamiento de la información visual. Se centra en como la información llega al cerebro, se realizan exámenes y tratamientos especiales de habilidades tales como:

    • Disciriminación Visual

      Refleja la capacidad del niño para ser consciente de los rasgos distintivos de las figuras.

    • Figura Fondo

      Permite percibir una forma y seleccionarla de un fondo entre otras varias con distintos tamaños y orientaciones.

    • Constancia Visual de Formas

      Es la capacidad para observar los rasgos distintivos entre figuras incluyendo forma, tamaño y orientación.

    • Cerramiento Visual

      Capacidad para ser consciente de las claves de un estímulo visual que le permite determinar la percepción final sin necesidad de tener todos los detalles presentes.

    • Disciriminación Visual

      Refleja la capacidad del niño para ser consciente de los rasgos distintivos de las figuras.

    • Figura Fondo

      Permite percibir una forma y seleccionarla de un fondo entre otras varias con distintos tamaños y orientaciones.

    • Constancia Visual de Formas

      Es la capacidad para observar los rasgos distintivos entre figuras incluyendo forma, tamaño y orientación.

    • Cerramiento Visual

      Capacidad para ser consciente de las claves de un estímulo visual que le permite determinar la percepción final sin necesidad de tener todos los detalles presentes.

    • Relaciones Visuo-espaciales
    • Memoria Visual y Visualización

      Capacidad para reconocer y recodar la información presentada visualmente.

    • Pensamiento Visual
    • Lateralidad y Direccionalidad

      La lateralidad es la capacidad para ser interiormente consciente e identificar la derecha e izquierda de uno mismo. La direccionalidad usa conceptos direccionales para organizar el espacio exterior.

    • Integración Visuo-motora

      Consiste en la coordinación de lo visual con lo motor, coordinación ojo-mano..

    • Cruce Visuo-manual / Lateralidad Cruzada

      Algunas persona aprenden a usar el ojo dominante de un lado con la mano dominante del otro lado.

  • Nistagmos


    Existen un tipo de pacientes que por diferentes alteraciones, cuando miran directamente a algo o alguien, sus ojos no se mantienen quietos, se percibe un movimiento cíclico de ellos, como si siguieran continuamente el péndulo de un reloj con los ojos, estos pacientes padecen lo que se denomina Nistagmo ocular. Los optometristas podemos ayudar a este tipo de pacientes con tratamientos ópticos o tratamientos de Terapia Visual, intentando la mejora de las habilidades visuales con el fin de la disminución de los movimientos oculares.

  • Traumatismos Craneoencefálicos


    Son traumatismos que afectan tanto al cráneo como al cerebro, típicos en accidentes de circulación. Cuando una persona cae en coma durante algún tiempo, normalmente requiere de una rehabilitación, hoy en día esta rehabilitación se centra en los músculos del cuerpo, en el desplazamiento, en el habla, en el equilibrio, pero no se trabaja sobre la visión, puesto que el 80% de la información llega al cerebro es a través de la vista, y ésta no se rehabilita, entendemos que actividades como la lectura, el equilibrio, la orientación, etc. se tarda mucho más en recuperar, o no se llegan a recuperan. Por estos motivos creemos en la necesidad de una rehabilitación visual en pacientes con traumatismos craneoencefálicos, que trabaje paralelamente con los otros tipos de rehabilitación.

  • Estimulación precoz


    Esta estimulación tiene como objetivo potenciar las cualidades visuales que cada niño posee para que sus sistema visual llegue a desarrollarse sin ningún tipo de problema. La estimulación se puede definir como el acercamiento simple, directo y satisfactorio para ayudar al desarrollo del niño. Esta estimulación se puede realizar desde el quinto mes del embarazo, y es conveniente prolongarlo después de los doce primeros meses de vida, como se solía pensar. Si bien es verdad, estos primeros meses son el periodo en el que la estimulación produce un impacto mayor sobre el desarrollo neuronal, puesto que la plasticidad es mayor. No se debe tener la idea preconcebida de que los bebés sólo duermen y comen, pues es erróneo, ya que se ha comprobado que ya en el útero son capaces de reaccionar a la luz y a las pulsaciones cardíacas maternas. Además, en la sexta semana antes del nacimiento, ya pueden usar sus sentidos activamente. Es más, biológicamente los bebés tienen la necesidad de aprender de todo lo que les rodea.

    La estimulación se basa en crear nuevas conexiones neuronales. Si en realidad no se estimula adecuadamente, la información pasará por las vías ya formadas y no le beneficiará al máximo. Por ejemplo, es necesario usar estímulos adecuados a la etapa en que se encuentra, porque si un estímulo es demasiado sencillo le aburrirá, y si es demasiado complejo puede sobreestimularlo. Es importante seguir una guía adecuada en función a su desarrollo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información